Pages

Subscribe:

Labels

Social Icons

16/12/11

Cine convencional con sexo explícito

Desde los albores del cine la pornografía y el erotismo siempre habían estado separados. En el cine pornográfico el sexo es monográfico, mientras que el cine convencional donde el sexo se trata con ascetismo y mojigatería. En el cine porno, el sexo es mostrado como una conducta puramente animal. Abundan las películas netamente genitales carentes de cualquier atisbo de erotismo, morbo o preliminares. Se trata de un sexo desvirtuado y deshumanizado en el que se bestializa la conducta sexual humana. Para colmo se recurre cada vez más a modelos de plástico, femeninos y másculinos, donde cuesta reconocer al ser humano que se esconde tras esa masa de esteroides, látex, siliconas e implantes de todo tipo. Este género es poco recomendable salvo que se quiera estimular la náusea. Y en el otro extremo, el cine convencional recurre a mil artimañas para no mostrar siquiera el cuerpo de los amantes, tapándolos con sábanas impenitentes o cortando escenas. Es otra forma de desvirtuar la naturaleza humana, donde el sexo le es inherente. Por suerte, desde hace unos lustros se ha avanzado en ese terreno que se abría entre ambos géneros en busca de cine convencional donde se muestre escenas de sexo explícito, sin pudor pero sin provocar el vómito. Películas como: Baise moi, 9 songs, Ken Park, Batalla en el cielo, Calígula, All about Anna, Too much mead. Desde este género se busca crear un cine donde el sexo no esté cosificado ni mutilado de la cotidianeidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada