Pages

Subscribe:

Ads 468x60px

.

Labels

Social Icons

24/1/11

Por qué le partí la cara

_Ah ¿sí? ¿Entonces le diste?
_Sí, tío. ¿Qué querías que hiciera, que me quedara parado mientras me rajaba?
_No, claro. ¿Pero cómo fue?
_Ya sabes cómo es él, está chinado perdido.
_Sí. Bueno, la verdad es que no lo conozco mucho.
_Pues el tío es un capullo integral. Yo no sé de dónde ha salido el pringado. Le preguntas cualquier cosa, por tonta que sea, y te dice, todo desconfiado, “para qué quieres saberlo” o “qué me estás insinuando”. Así siempre. Está a la que salta.
_Entonces sacó una navaja.
_Sí, tío. Yo no sé si es porque vive solo o por qué, pero no se fía de nadie. Va a todas partes con esa mierda de navaja. ¿Quieres…?
_¿Eh? Ah, sí, un poco…
_¿Hielo?
_Sí, sí.
_Pues estaba yo con el… con el Nacho, y viene este capullo y lo saluda. Yo, como sé de qué pie cojea, lo saludé y pasé de él. Entonces, empiezan a hablar y dice que si vamos a su casa, que tiene materia, dice.
_Materia.
_Sí, materia. Llegamos a su casa, nos dice “podéis sentaros”, así, como si fuera un gesto de… generosidad o yo que sé, como si nos estuviera perdonando la vida. Yo no quise saber nada, me quedé mirando la televisión apagada y esperando a que el Nacho terminara. Ya sabes que yo paso de esas cosas. Ni me meto, ni paso, ni nada. Ahora, que ellos quieren dedicarse a eso, están en su derecho. Entonces llegó su…, bueno su supuesta novia o amiga o lo que fuera. Como ellos estaban liados con la mierda esa de… chocolate, pues la muchacha se quedó en el salón hablando conmigo. Pero nada, tonterías. Que por qué no encendía la tele, que si éramos amigos, bobadas.
_Ya.
_Pero se ve que la escuchó reírse y no veas cómo se puso el imbécil. Parecía que quería comerme.
_Estaría puesto.
_Yo qué sé. Vino todo agresivo, con los ojos fuera de órbita y me dice “¿Qué le estás diciendo a mi novia?”. Y ella dice que yo no había hablado nada, y era verdad. Si yo prácticamente me limité a contestarle. Y para que veas, me dice que voy a su casa, que me invita a entrar a su casa y que encima yo me pongo a ligar con su novia.
_Increíble.
_Sí, sí. Si yo tampoco me lo podía creer. Y yo pensando “de dónde coño ha salido el tío este”. Pero no se calmaba. Al verme calmado, sin inmutarme y con la sonrisa que tengo siempre, pues se mosqueó más todavía y terminó sacando la navaja esa de mierda que tiene.
_Ah ¿sí?
_Como te lo cuento. Y yo que ya estaba llegando al límite de mi paciencia, fue ver que me acercaba la navaja y dije “lo mato”. Y fue… con la mano izquierda le cogí la mano de la navaja y con la derecha le cogí del cuello y le hice la zancadilla. Cayó al suelo y se puso a gritar como un loco, como si estuviera poseído o lo estuvieran matando. Pero, unos gritos… Yo estaba flipando. No sabía qué hacer. Si lo soltaba me iba a meter él a mí y si le metía yo… no sabía qué podía pasar. Parecía poseído.
_¿Y el Nacho no se metió?
_Qué va, estaba paralizado. La novia sí trató de calmarlo, pero nada. A base de gritos, lo que hacía era ponerlo más histérico. Y así estuve un rato con él en el suelo, tratando de sujetarlo, pero cada vez estaba más alterado. Así que tuve que calmarlo.
_Sí.
_Porque yo tampoco soy de piedra, que me estaba golpeando con la izquierda y me estaba poniendo de muy mala hostia. Hasta que le tuve que dar.
_¿En la cara?
_A ver. Era lo que había. Me puso de tan mala hostia que le empecé a dar en la boca hasta que vi que se rendía. Al final me dio hasta pena. Sólo es un pobre desgraciado.
_Ya.
_Yo no quería ni romperle los dientes ni nada, pero es que se pasó demasiado. Se pasó mucho. Mira que hacía tiempo que no me peleaba, pero este me puso... me sacó de mis casillas.
_¿Y ahora qué? ¿te va a denunciar?
_¿A denunciarme a mí? No. Tendría todas las de perder. Me sacó una navaja, estaba traficando… Ni se le pasa por la cabeza. De hecho, me lo crucé… ayer. No, ayer no, fue hace tres días, creo. Y el tío me saludó así con la cabeza, como si no hubiera pasado nada.
_Ahora te tiene miedo.
_Joder, que no se lo hubiera buscado. Porque mira que tengo paciencia, pero es que no había manera.
_¿Y la novia?
_Pues yo creo que le diría “esto te pasa por gilipollas”, que es la verdad.
_Pues sí. Sí que es gilipollas el tío.

0 comentarios:

Publicar un comentario