Pages

Subscribe:

Ads 468x60px

.

Labels

Social Icons

7/1/12

Eyes Wide Shut

Cuando se estrenó Eyes wide shut, muchos acudieron al cine movidos por las imágenes subidas de tono que parecía ofrecer la obra póstuma del inconmensurable Stanley Kubrick. Al mostrar a Tom Cruise y Nicole Kidman en su época de matrimonio, el morbo estaba servido. Sin embargo, descubrimos que las escenas tórridas eran la anécdota dentro de una auténtica obra maestra de la cinematografía. No era la primera del gran director. Antes nos dejó joyas como La naranja mecánica, La chaqueta metálica o 2001, una odisea del espacio, entre otras. Eyes wide shut, que se puede traducir como 'Ojos bien cerrados', es una magnífica obra en la que trata temas como los celos infundados, la corrupución del poder o las organizaciones secretas. Desde el primer momento es capaz de captar al atención del espectador y trasladarte a mundos oníricos. Parte de su éxito rotundo se debe a la elección de la sobrecogedora banda sonora de la compositora Jocelyn Pook. El resultado es una obra que no pierde interés en ningún momento, con una fotografía y música excepcionales, que trata temas delicados con esquisitez y sin entrar en tópicos. Es una película que te transmite sensaciones muy intensas. Fundamentalmente miedo. Miedo a que la persona con quien convives sea una auténtica desconocida. Miedo a ver cómo se tambalea todo lo que has construido durante tu vida. Miedo a caer en una sociedad secreta que practica métodos expeditivos. Miedo a un poder capaz de todo por no ensuciar su nombre. Quizá, el único punto flojo que tiene sea la presencia de Tom Cruise, quien no destaca por su plasticidad dramática. Resulta difícil abstraer al personaje del actor. Pero por lo demás es una grandísima obra maestra.

0 comentarios:

Publicar un comentario