Pages

Subscribe:

Ads 468x60px

.

Labels

Social Icons

28/3/12

La venganza es un plato que se sirve frío

Si creo en el Kharma no es por mera superchería 
sino por un acúmulo de comprobaciones empíricas, que me han demostrado su validez. 
Cada día tengo más claro que quien la hace, la paga. 
Por ello cada vez malgasto menos tiempo en venganzas, 
porque al final, el destino se encarga de equilibrar la balanza. 
Y de proporcionar su merecido a quien obra en mala conciencia en contra de otros. 
Porque derrochar el pensamiento en venganzas hace más daño a quien piensa 
que al destinatario de la venganza.
Porque quien obra mal no merece que le dediquemos nuestro tiempo, ni siquiera en forma de pensamiento.
Porque ese tiempo lo podemos emplear en seguir progresando 
y dejar que su envidia corrosiva los devore por dentro.
Porque al fin y al cabo, quien te hace daño es porque te envidia o te teme.
Hace poco escuché que esperar a que el tiempo dé su merecido a quien se lo merece es... 
dejar que se cueza en su salsa. 
Pues eso hago yo.
Dejo que se cuezan en su salsa.

0 comentarios:

Publicar un comentario